Por el agua guardáis el mandamiento

Perspectiva del Libro de Moisés #17

Moses 6:60, 64

Por el personal de BMC con Jeffrey M. Bradshaw y Matthew L. Bowen

En Moisés 6:60, Enoc declara la palabra de Jehová sobre la importancia del bautismo en el conjunto de ordenanzas salvadoras. En el versículo 64, ilustra su punto al describir el bautismo de Adán. En este artículo, discutiremos la antigüedad del simbolismo del agua en los rituales de renacimiento, mostrando que en muchas tradiciones antiguas, como en el Libro de Moisés, se cree que se remontan a Adán.Sin embargo, no intentaremos resumir las variadas y controvertidas historias de los rituales de purificación en agua, penitencia y proselitismo en las tradiciones judías y cristianas1. Hoy en día, baste decir que ningún erudito confiable pone en duda de que la inmersión fue practicada por los judíos para diversos propósitos religiosos en los tiempos pre-cristianos, ni se niega que la inmersión era la forma estándar de bautismo en la iglesia cristiana primitiva.
Con respecto a las tradiciones relativas a la antigüedad del bautismo, observamos de paso que no solo el Libro de Moisés, sino también varios relatos islámicos, cristianos, mandeos y maniqueos hablan del bautismo de Adán y Eva2.
Algunos eruditos, incluidos Stephen D. Ricks3 y David J. Larsen4, han argumentado que el simbolismo del bautismo en agua se entiende mejor cuando se compara y contrasta con rituales separados en el antiguo Israel en los que el rey era bañado y ungido, tanto antes de su iniciación como también en las renovaciones regulares de su derecho a gobernar. Por ejemplo, Larsen escribe5:

Aprendemos de la Biblia que el … rey fue lavado y purificado, probablemente en la primavera, en el rio Gihón6. Fue ungido en la cabeza con un aceite de oliva perfumado que se guardaba en un cuerno en el santuario7. Estaba vestido con túnicas y también llevaba un delantal sacerdotal (efod8), faja9, y diadema/tocado10. Finalmente, el rey fue consagrado sacerdote “según el Orden de Melquisedec11“.
El contexto relevante para la comprensión de estas prácticas también se puede encontrar en la literatura religiosa de la antigua Mesopotamia. Por ejemplo, en la historia de Atrahasis podemos rastrear la concepción básica de que el agua, el espíritu y la sangre— estos últimos derivados del cuerpo de una deidad muerta— fueron los elementos dadores de vida utilizados por los dioses en la creación de la humanidad 12.

Figura 2. Impresión del Sello de Gudea, Tello, Irak, ca. 2150 a.

En el sello de Gudea que se muestra arriba, Gudea desnudo y con la cabeza descubierta es presentado por una deidad mediadora a un dios sentado. El dios mediador presenta al dios sentado un jarrón con una plántula y agua fluyendo. Del mismo dios sentado, el agua fluye en jarrones que fluyen, sin duda anticipando el brote de las plántulas que aún no han aparecido. La escena sugerida es una de renacimiento y transformación: basándonos en la fraseología del Evangelio de Juan podríamos conjeturar que habiendo “nacido del agua”13, el rey, a semejanza tanto del brote dentro del florero que fluye como del dios al que se le está presentando, también se convertirá en una “fuente de agua que brote para vida eterna14“. Una escultura de Gudea da fe de tal interpretación, donde se muestra a Gudea mismo, con la cabeza ahora cubierta, sosteniendo un jarrón de agua que fluye a semejanza del dios sentado.

Un análisis comparativo del conjunto completo de rituales de la realeza en Mari en la Antigua Babilonia y en el Antiguo Testamento15 concluyó que ninguno de los temas principales del ritual de la realeza mesopotámica, incluyendo los roles que juega el agua en esos ritos16, debe ser desconocido para los estudiantes de la Biblia.Ritos similares de purificación de agua17 con funciones similares existieron como parte de la arquitectura ritual de los antiguos templos egipcios (cf. los sustantivos š, “lago, piscina”18 y mr, “canal”; “lago artificial”19). Por ejemplo, el templo de Karnak cuenta con un enorme y artificial lago sagrado en el que los sacerdotes del templo, es decir, de la clase denominada wʿb—”se purifica[ban]20“. La palabra egipcia wʿb como adjetivo significa “puro” y como verbo intransitivo significa “purificarse a sí mismo” o “bañarse” y como verbo transitivo “limpiar o purificar” algo. Como sustantivo, wʿb denotaba “purificación” o “pureza”21.El verbo causativo derivado swʿb denotaba “limpiar, purificar”, pero también “consagrar a los siervos del templo”24.

Las aguas del lago o piscina sagrada en el que los sacerdotes wʿb se purificaban, simbolizaban las aguas primordiales de las que surgió la colina primigenia en la creación25. El ideograma egipcio ʿb utilizado para escribir wʿb era la “combinación de [un jeroglífico de un pie] con un jarrón del que fluye agua”26. En otras palabras, era un pie con agua corriendo sobre él. James P. Allen sugiere que wʿb era originalmente un sacerdote laico y que el término originalmente representaba la noción de “limpiador” (es decir, purificador)27. En términos de ubicación arquitectónica y diseño ritual, no es difícil ver un antecedente de la fuente de bronce del tabernáculo y el mar de bronce en el templo de Salomón en tales lagos sagrados (véase más abajo).

De hecho, John Walton ha observado que “la ideología del templo no es muy diferente en Israel de lo que es en el antiguo Cercano Oriente. La diferencia está en el Dios, no en la forma en que funciona el templo en relación con el Dios”28.

Figura 3. David Calabro, Plano de planta del Templo de Salomón, con ubicaciones sugeridas para el ritual en Moisés 2–6.

David Calabro ha explorado la posibilidad de que un texto con un esquema similar al Libro de Moisés pueda haber sido utilizado en el Templo de Salomón para instruir y guiar a los iniciados a través de áreas específicas donde se dio instrucción y se realizaron rituales. La presente discusión es de interés para la conexión que sugirió entre el texto de Moisés 6 y el “mar de bronce fundido”29 que estaba frente al templo. Después de examinar varias pistas que respaldan su tesis del Libro de Moisés, Calabro concluyó30:

Si bien no hay evidencia de que la fuente del templo se usara como pila bautismal, definitivamente era lo suficientemente grande como para sugerir tal uso, y las especificaciones de José Smith para una pila bautismal modelada según la pila salomónica para el templo de Nauvoo muestran que la entendió en este sentido.

Viktor Vasnetsov (1848–1926), El bautismo del santo príncipe Vladimir, 1890. “Los asistentes sostienen las túnicas reales doradas de Vladimir, que él se ha quitado, y la sencilla túnica bautismal blanca, que se pondrá”.

Es evidente que dos tipos distintos de ordenanzas del agua, a saber, el bautismo por inmersión (“preparatoria para recibir el Espíritu Santo”31) “para entrar en el reino de Dios”32 y el lavado (“preparatorio para la unción con aceite santo… a la manera de Moisés y Aarón”33) como parte de la iniciación sacerdotal o real, se confundieron en los primeros siglos después de Cristo, lo que dificulta estar seguro de cuál se refiere cuando las escrituras o tradiciones cristianas mencionan el uso del agua en los rituales religiosos34. De hecho, a medida que las prácticas religiosas evolucionaban, los rituales que se asemejaban al lavado, la unción y la ropa de los sacerdotes israelitas35 a veces se realizaban como parte del “bautismo”.

 

Algunas tradiciones bautismales describen cómo el candidato fue “despojado de las vestiduras heredadas de Adán y revestido con la prenda de las vestiduras que disfrutará en la resurrección36“. En otras tradiciones, los candidatos bautismales estaban descalzos sobre pieles de animales mientras oraban, simbolizando el quitarse las vestiduras de piel que habían heredado de Adán37, así como representando figuradamente el acto de poner bajo los pies a la serpiente, el representante de la muerte y el pecado. Así la serpiente, su cabeza aplastada por los pies del penitente que confiaba en las misericordias de la expiación de Cristo, fue por un solo acto renunciada, derrotada y desterrada.

Conclusiones

Esta perspectiva ha aportado una pequeña muestra de la antigüedad del simbolismo del agua en los rituales de renacimiento. El Libro de Moisés y las enseñanzas del templo son claras que tales ritos se remontan a Adán y Eva.

Tal vez sea apropiado que a través de Moisés [mōšeh] cuyo nombre egipcio significa “[el Dios es] engendrado” y cuyo nombre fue entendido por los israelitas de habla hebrea como “el que saca” o “el que jala”, se nos presenten visiones significativas del bautismo en la más remota antigüedad. El texto bíblico explica el nombre de Moisés en términos de ser “sacado [mĕšîtihû, ‘lo saqué’] … del [las] agua[s]” del río por la hija de Faraón y así “lo adoptó” (Éxodo 2:10), una imagen de renacimiento que recuerda el nacimiento y ser sacado del líquido amniótico, como la representación del bautismo. Pero la vocación de su nombre como un participio pseudo-activo hebreo, “el que saca” o “el que jala”38 del verbo mšh /mšy, anticipa el futuro rol de Moisés como el que “sacaría” o “jalaría” a Israel a través de las aguas del mar Rojo (cf. especialmente Moisés 1:25). O, como dijo Pablo, “[todos los israelitas] en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar” (1 Corintios 10:239). Este artículo está adaptado y ampliado por Bradshaw, Jeffrey M. y Matthew L. Bowen. “‘By the Blood Ye Are Sanctified’: The Symbolic, Salvific, Interrelated, Additive, Retrospective, and Anticipatory Nature of the Ordinances of Spiritual Rebirth in John 3 and Moses 6”. En Sacred Time, Sacred Space, and Sacred Meaning (Proceedings of the Third Interpreter Foundation Matthew B. Brown Memorial Conference, 5 November 2016), editado por Stephen D. Ricks y Jeffrey M. Bradshaw. The Temple on Mount Zion 4, 43–237. Orem y Salt Lake City, UT: The Interpreter Foundation y Eborn Books, 2020, págs. 61–66.

Otras lecturas

Bradshaw, Jeffrey M. y David J. Larsen. Enoch, Noah, and the Tower of Babel. In God’s Image and Likeness 2. Salt Lake City, UT: The Interpreter Foundation and Eborn Books, 2014, págs. 79–82.

Bradshaw, Jeffrey M. y Matthew L. Bowen. “‘By the Blood Ye Are Sanctified’: The Symbolic, Salvific, Interrelated, Additive, Retrospective, and Anticipatory Nature of the Ordinances of Spiritual Rebirth in John 3 and Moses 6”. En Sacred Time, Sacred Space, and Sacred Meaning (Proceedings of the Third Interpreter Foundation Matthew B. Brown Memorial Conference, 5 November 2016), editado por Stephen D. Ricks y Jeffrey M. Bradshaw. The Temple on Mount Zion 4, 43–237. Orem y Salt Lake City, UT: The Interpreter Foundation y Eborn Books, 2020, págs. 58–84.

Christofferson, D. Todd. “Nacer de nuevo”. Liahona, mayo de 2008, págs. 76–79.Draper, Richard D., S. Kent Brown y Michael D. Rhodes. The Pearl of Great Price: A Verse-by-Verse Commentary. Salt Lake City, UT: Deseret Book, 2005, págs. 101–105.

Nibley, Hugh W. Enoch the Prophet. The Collected Works of Hugh Nibley 2. Salt Lake City, UT: Deseret Book, 1986, págs. 144.

Nibley, Hugh W. 1986. Teachings of the Pearl of Great Price. Provo, UT: Foundation for Ancient Research and Mormon Studies (FARMS), Brigham Young University, 2004, págs. 278–281.

Referencias

al-Kisa’i, Muhammad ibn Abd Allah. California. 1000 – 1100 Tales of the Prophets (Qisas al-anbiya). Traducido por Wheeler M. Thackston, Jr. Great Books of the Islamic World, ed. Seyyed Hossein Nasr. Chicago, IL: KAZI Publications, 1997.

Allen, James P. Middle Egyptian: An Introduction to the Language and Culture of Hieroglyphs. Cambridge, Inglaterra: Cambridge University Press, 2010.

Anderson, Gary A. The Genesis of Perfection: Adam and Eve in Jewish and Christian Imagination. Louisville, KY: Westminster John Knox Press, 2001.

Bowen, Matthew L. “‘Most desirable above all things’: Mary and Mormon”. En Name as Key-Word: Collected Essays on Onomastic Wordplay and the Temple in Mormon Scripture, editado por Matthew L. Bowen, 17-47. Orem y Salt Lake City, UT: The Interpreter Foundation y Eborn Books, 2018.

Bradshaw, Jeffrey M. y Ronan J. Head. “The investiture panel at Mari and rituals of divine kingship in the ancient Near East”. Studies in the Bible and Antiquity 4 (2012): 1-42. www.templethemes.net.Bradshaw, Jeffrey M. Creation, Fall, and the Story of Adam and Eve. 2014 ed. actualizada. In God’s Image and Likeness 1. Salt Lake City, UT: Eborn Books, 2014. www.templethemes.net.

Calabro, David. “Joseph Smith and the architecture of Genesis”. En The Temple: Ancient and Restored. Proceedings of the 2014 Temple on Mount Zion Symposium, editado por Stephen D. Ricks y Donald W. Parry. Temple on Mount Zion 3, 165-81. Orem y Salt Lake City, UT: The Interpreter Foundation y Eborn Books, 2016. http://www.mormoninterpreter.com/events/2014-temple-on-mount-zion-conference/program-schedule/. (consultado el 27 de octubre de 2014).

Canby, Jeanny Vorys. 2001. The “Ur-Nammu” Stela. University Museum Monograph 110. Philadelphia, PA: University of Pennsylvania Museum, 2006.

Drower, E. S., ed. The Canonical Prayerbook of the Mandaeans. Leiden, The Netherlands: E. J. Brill, 1959. http://www.gnosis.org/library/ginzarba.htm. (consultado el 11 de septiembre de 2007).

Efrén de Siria. ca. 350-363. “Hymns for the feast of the Epiphany”. En Nicene and Post-Nicene Fathers, Second Series, editado por Philip Schaff y Henry Wace. 14 vols. Vol. 13, 263-89. New York City, NY: The Christian Literature Company, 1898. Reimpreso, Peabody, MA: Hendrickson Publishers, 2004.

Faulkner, Raymond O. 1962. A Concise Dictionary of Middle Egyptian. Oxford, Inglaterra: Griffith Institute, Museo Ashmolean, 1991. https://community.dur.ac.uk/penelope.wilson/Hieroglyphs/Faulkner-A-Concise-Dictionary-of-Middle-Egyptian-1991.pdf. (consultado el 18 de marzo de 2020).

Gardiner, Alan H. 1927. Egyptian Grammar. 3ra ed. Londres: Oxford University Press, 1966.

Gee, John. The Requirements of Ritual Purification in Ancient Egypt (Tesis doctoral. Disponible en ProQuest Dissertations y Theses Global [304459147]). New Haven, CT: Universidad Yale, 1998.

Givens, Terryl L. When Souls Had Wings: Pre-Mortal Existence in Western Thought. Oxford, England: Oxford University Press, 2010.

History of Baptism. En Wikipedia. https://en.wikipedia.org/wiki/History_of_baptism. (consultado el 11 de septiembre de 2016).

Hoffmeier, James K. “Moses”. En The International Standard Bible Encyclopedia, editado por Geoffrey W. Bromiley. Vol. 3, 415-40. Grand Rapids, MI: EEerdmans, 1980.

Howard, J. K. New Testament Baptism. Londres, Inglaterra: Pickering & Inglis, 1970. http://theologicalstudies.org.uk/pdf/howard_nt-baptism/nt_baptism_complete.pdf. (consultado el 11 de septiembre de 2016).

Hultgren, Arland J. “Baptism in the New Testament: Origins, formulas, and metaphors”. Word and World 14, no. 1 (1994): 6-11. https://wordandworld.luthersem.edu/content/pdfs/14-1_Baptism/14-1_Hultgren.pdf. (consultado el 11 de septiembre de 2016).

Hundley, Michael B. Gods in Dwellings: Temples and the Divine Presence in the Ancient Near East. Atlanta, GA: Sociedad de Literatura Bíblica, 2013.

Kohler, Kaufmann y Samuel Krauss. 1906. Baptism. En Jewish Encyclopedia. http://www.jewishencyclopedia.com/articles/2456-baptism. (consultado el 11 de septiembre de 2016).

Larsen, David J. “Ascending into the hill of the Lord: What the Psalms can tell us about the rituals of the First Temple”. En Ancient Temple Worship: Proceedings of the Expound Symposium, 14 de mayo de 2011, editado por Matthew B. Brown, Jeffrey M. Bradshaw, Stephen D. Ricks y John S. Thompson. Temple on Mount Zion 1, 171-88. Orem y Salt Lake City, UT: The Interpreter Foundation y Eborn Books, 2014.

Lundquist, John M. “The common temple ideology of the ancient Near East”. En The Temple in Antiquity, editado por Truman G. Madsen, 53-76. Salt Lake City, UT: Bookcraft, 1984.

Malan, Solomon Caesar, ed. The Book of Adam and Eve: Also Called The Conflict of Adam and Eve with Satan: A Book of the Early Eastern Church. Translated from the Ethiopic, with Notes from the Kufale, Talmud, Midrashim, and Other Eastern Works. Londres, Inglaterra: Williams y Norgate, 1882. Reimpresión, San Diego, CA: The Book Tree, 2005.

Moseley, Ron. The Jewish Background of Christian Baptism. En Arkansas Institute of Holy Land Studies. http://www.haydid.org/ronimmer.htm. (consultado el 23 de agosto de 2016).

O’Connor, Michael P. “The human characters’ names in the Ugaritic poems: Onomastic eccentricity in Bronze-Age West Semitic and the name Daniel in particular”. En Biblical Hebrew in Its Northwest Semitic Setting: Typological and Historical Perspectives, editado por Steven E. Fassberg y Avi Hurvitz, 269-84. Jerusalem, Israel y Winona Lake, IN: The Hebrew University Magnes Press y Eisenbrauns, 2006. https://books.google.com/books?id=qyF0fHr2_3cC. (consultado el 14 de abril de 2020).

Pinkus, Assaf. “The impact of the Black Death on the sculptural programs of the pilgrimage church St. Theobald in Thann: New perception of the Genesis Story”. Assaph: Studies in Art History 6 (2001): 161-76.

Reynolds, Noel B. “Understanding Christian baptism through the Book of Mormon”. BYU Studies 51, no. 2 (2012): 3-37. https://archive.bookofmormoncentral.org/sites/default/files/Noel%20B.%20Reynolds,%20Understanding%20Christian%20Baptism%20through%20the%20Book%20of%20Mormon,%202012.pdf. (consultado el 28 de febrero de 2017).

Ricks, Stephen D., “The coronation of kings”. En Reexamining the Book of Mormon, editado por John W. Welch, 124-26. Salt Lake City, UT: Deseret Book, 1992.

Ricks, Stephen D. y John J. Sroka. “King, coronation, and temple: Enthronement ceremonies in history”. En Temples of the Ancient World, editado por Donald W. Parry, 236-71. Salt Lake City, UT: Deseret Book, 1994.

Ricks, Stephen D. “Kingship, coronation, and covenant in Mosiah 1-6”. En King Benjamin’s Speech: ‘That Ye May Learn Wisdom’, editado por John W. Welch y Stephen D. Ricks, 233-75. Provo, UT: FARMS, 1998.

Smith, Joseph, Jr. The Words of Joseph Smith. Salt Lake City, UT: Bookcraft, 1980. https://rsc.byu.edu/archived/words-joseph-smith-contemporary-accounts-nauvoo-discourses-prophet-joseph/1843/21-may-1843. (consultado el 6 de febrero de 2016).

Smith, Joseph, Jr., Andrew F. Ehat y Lyndon W. Cook. The Words of Joseph Smith: The Contemporary Accounts of the Nauvoo Discourses of the Prophet Joseph, 1980. https://rsc-legacy.byu.edu/out-print/words-joseph-smith-contemporary-accounts-nauvoo-discourses-prophet-joseph. (consultado el 25 de abril de 2020).Tvedtnes, John A. “Early Christian and Jewish Rituals Related to Temple Practices”. Presentado en FAIR Conference 1999. http://www.fairlds.org/FAIR_Conferences/1999_Early_Christian_and_Jewish_Rituals_Related_to_Temple_Practices.html. (consultado el 8 de septiembre).

Walton, John H. Ancient Near Eastern Thought and the Old Testament: Introducing the Conceptual World of the Hebrew Bible. Grand Rapids, MI: Baker Academic, 2006.

Wilkins, Ryan T. “The influence of Israelite temple rites and early Christian esoteric rites on the development of Christian baptism (Paper 2908)”. Tesis de Maestría, Universidad Brigham Young, 2011.

Notas sobre las Figuras

Figura 1. De Pinkus, Impact, pág. 5. Permiso previamente otorgado por el autor.

Figura 2. Imagen reproducida en V. Canby, Ur-Nammu, Placa 14a. http:// sumerianshakespeare.com/25401/ (consultado el 31 de enero de 2017). No se conocen restricciones de derechos de autor. Este trabajo puede ser de dominio público en los Estados Unidos.

Figura 3. Calabro, Joseph Smith and the Architecture, p. 172, Figura 1.

Figura 4. Croquis para el fresco de la Catedral de San Vladimir, Kiev, Ucrania. https://upload.wikimedia.org/wikipedia/ commons/8/8b/Vasnetsov_Bapt_Vladimir.jpg (consultado el 11 de septiembre de 2016). No se conocen restricciones de derechos de autor. Este trabajo puede ser de dominio público en los Estados Unidos.

Figura 5. https://upload.wikimedia.org/wikipedia/ commons/0/0a/Baptism_-_Saint_Calixte.jpg (consultado el 11 de septiembre de 2016). No se conocen restricciones de derechos de autor. Este trabajo puede ser de dominio público en los Estados Unidos.

Notas de pie de página

 

1 Para una muestra de fuentes en línea de fácil acceso con discusiones sobre el tema, véase, por ejemplo, History of Baptism, History of Baptism; R. Moseley, The Jewish Background of Christian Baptism; J. K. Howard, New Testament Baptism, págs. 12–34; A. J. Hultgren, Baptism; K. Kohler et al., Baptism. Para una buena visión general del simbolismo, las teorías y las prácticas bautismales desde el punto de vista de los Santos de los Últimos Días, véase N. B. Reynolds, Understanding Christian Baptism, especialmente págs. 15–31.

2 Véase, por ejemplo, Ephrem the Syrian, Epiphany, 12:1, 4, pág. 282; S. C. Malan, Adam and Eve, 1:1, págs. 1–2; 1:32–33, págs. 34–36; M. i. A. A. al-Kisa’i, Tales, pág. 61; E. S. Drower, Prayerbook, pág. 30. Cf. J. M. Bradshaw, God ‘s Image 1, Notas finales 5–23, 5–24, págs. 435 a 436, Nota final B-16, pág. 907.

3 Por ejemplo, S. D. Ricks, Coronation; S. D. Ricks, Kingship; S. D. Ricks et ál., King.

4 Por ejemplo, D. J. Larsen, Ascending, págs. 181–182. Véase también J. M. Bradshaw et ál., Investiture Panel.

5 D. J. Larsen, Ascending, págs. 181–182.

6 1 Reyes 1:33, 38.

7 1 Reyes 1:34, 39; Salmo 89:20; Salmo 23:5.

8 Véase 1 Crónicas 15:27.

9 Isaías 22:21; “cinturón” en la Biblia Reina Valera.

10 Véase Ezequiel 21:26.

11 Salmo 110:4.

12 Véanse las líneas 205–234. Véase también la discusión relacionada en T. L. Givens, When Souls, págs. 9–12, citando a J. Bottéro, Mesopotamia.

13 Juan 3:5.

14 Juan 4:14. Cf. Apocalipsis 22:1 “Después me mostró un río limpio, de agua de vida, resplandeciente como cristal, que fluía del trono de Dios y del Cordero”.

15. Véase también J. M. Bradshaw et ál., Investiture Panel.

16 Véase ibíd., especialmente págs. 29 y 30.

17 Para un tratamiento más minucioso de los conceptos egipcios de ritual de purificación y la conexión de los ritos de purificación a los templos, incluidos los ritos que involucran agua, véase J. Gee, Requirements

18 R. O. Faulkner, Concise Dictionary, pág. 260.

19 Ibíd., pág. 111.

20 M. B. Hundley, Gods in Dwellings, pág. 39.

21 R. O. Faulkner, Concise Dictionary, pág. 57.

22 Ibíd., pág. 57.

23 Ibíd., pág. 57.

24 Ibíd., pág. 216.

25 J. M. Lundquist, Common Temple Ideology.

26 A. H. Gardiner, Grammar, pág. 458.

27 J. P. Allen, Middle Egyptian: An Introduction to the Language and Culture of Hieroglyphs, pág. 58.

28 J. H. Walton, Ancient, pág. 129.

29 1 Reyes 7:23. Véase también vv. 24–26, 44.

30 D. Calabro, Joseph Smith and the Architecture, pág. 172.

31 J. Smith, Jr., Words, Wilford Woodruff Journal, 20 de marzo de 1842, pág. 107.

32 J. Smith, Jr. et ál., Words, 27 de junio de 1839, pág. 3.

33 J. Smith, Jr., Words, Willard Richards Pocket Companion, 27 de junio de 1839, pág. 3.

34 Por ejemplo, Hebreos 6:2. Véase también John A. Tvedtnes, quien escribió: “En el cristianismo primitivo, tras la apostasía, la iniciación en el templo acabó fusionándose con la iniciación bautismal, que incluía tanto el lavado como la unción con aceite, junto con la colocación de ropas blancas y, a veces, el recibir un nuevo nombre” (J. A. Tvedtnes, Rituals). Véase también R. T. Wilkins, Influence of Israelite Temple Rites, págs. 91–96.

35 Éxodo 40:12–13.

36 G. A. Anderson, Perfection, pág. 130.

37 Ibíd., págs. 130–131.

38 Véase, por ejemplo, J. K. Hoffmeier, Moses, pág. 417; M. P. O’Connor, Human Characters ’Names, págs. 270–271, especialmente las notas 7–8.

39 M. L. Bowen, Most Desirable, págs. 23–24. Cf. 2 Samuel 22:17/Salmo 18:17 [MT 16], “me sacó [me retiró] de caudalosas aguas”.